Los muchachos

¡Los muchachos han hecho perfectamente! Pisa la cocina: ¡allí le darán por чапорухе del aguardiente, - ha dicho Pedro Petrovich Petuh.¡-Otkladyvajte a los caballos y pisen siembra la hora en humano!
- Mí совещусь: tal falta inesperada... hablaba Chichikov.
- No la falta. Ud antes prueben, cuál comida, sí diréis después: ¿si la falta esto? Покорнейше pido, - ha dicho <el Gallo>, habiendo tomado Chichikova bajo la mano e introduciéndolo en los aposentos interiores. De los aposentos han salido por ello al encuentro dos joven en veraniego сертуках - exactamente látigos delgados, de sauce; al arshín entero los ha echado hacia arriba [más arriba] crecimiento paternal.
- Los hijos mis, los alumnos de liceo, han llegado a las fiestas... Николаша, ti está con el invitado; а ti, Aleksasha, pisa por мною. - Habiéndolo dicho, el amo исчезнул.
Чичиков se ha ocupado con Nikolashei. Николаша era, parece, la persona-drjantso futura. Él ha contado con primero разов Chichikovu que en el gimnasio de gobierno no hay ninguna ventaja estudiar que con el hermano quieren ir a Petersburgo, por eso <que> la provincia no vale la pena de que en ella vivir...
"Comprendo, - ha pensado Chichikov, - acabará el asunto por las pastelerías sí булеварами..."
- ¿А que, - ha preguntado él en voz alta, - en que estado именье a su los el padres?
- Es puesto, - ha dicho a esto el padre, de nuevo que se ha encontrado en la sala, - es puesto.
"Mal, - ha pensado Chichikov.-Etak no se quedará pronto ni uno именья: es necesario tener prisa".
- En vano, sin embargo, - ha dicho él con el tipo con-boleznovanja, - han tenido prisa poner.
- No, nada, - ha dicho el Gallo. - hablan, ventajosamente. Todos ponen: ¿cómo atrasarse de otros? Además todo vivía aquí: da probaré todavía vivir en Moscú. Aquí los hijos persuaden también, quieren prosve-shchenja de la capital.
"¡El tonto, el tonto! - pensaba Chichikov, - despilfarrará todo, y a los niños hará мотишками. Именьице honrado. Mirarás - y a los mujiks es bueno, y ello bastante bien. А como se ilustrarán allí cerca de los restaurantes sí por los teatros - todo irá al diablo. Viviría a él, la kulebiaka, en la aldea".
- А ya que sé que pensáis, - ha dicho el Gallo.
- ¿Que? - Ha preguntado Chichikov, habiendo turbado.
- Pensáis: "el Tonto, el tonto este Gallo: ha invitado comer, а la comida hasta ahora no existe". Será preparado, más respetable. No llegará a tiempo стриженая девка las trenzas заплесть, como él madurará.
- ¡El padre! ¡Platón Mihalych va! - ha dicho Ale-ksasha. Mirando en ventana.
- ¡Al caballo bayo! - ha cogido Nikola-sha, inclinando a la ventana.
- ¿Donde, donde? - Ha gritado el Gallo, habiendo acercado <a la ventana>.
- ¿Quien es a Platón <Mijáilovich>? - Ha preguntado Chichikov a Aleksashi.
- El vecino nuestro, Platón Mijáilovich Platonov, la persona hermosa, la persona excelente, - ha dicho <al Pa-tuh>.
Ha entrado mientras tanto en la habitación Platones, el guapo, el crecimiento esbelto, es claro-castaño claro: [los rizos brillantes y los ojos oscuros]. Retumbando el collar de cobre, мордатый el perro, el perro-espantajo, el nombre de Jarb, ha entrado tras detrás de él.
- ¿Comían? - Ha preguntado el amo.
- Comía.
- ¿Que, reírse, si que, ha llegado sobre mí? ¿Que a mí en usted después de la comida?
El invitado, habiendose sonreído, ha dicho:
- Consolaré de usted que de nada comía: no hay en absoluto apetito.
- ¡А cuál era la pesca, si veríais! ¡Que «ßÑÔÓ¿Ú¡Ñ ha venido! ¡Que карасищи, ¬«Ó«»¿Ú¡¿ que!
- Hasta es enojoso de usted escuchar. ¿Por qué siempre sois tan alegres?
- ¿Sí paternal echar de menos? ¡Indulten! - ha dicho el amo.
- ¿Cómo echar de menos paternal? - Porque es aburrido.
- Coméis poco, eso es todo. Prueben como es debido comer. Ya que esto últimamente han inventado el aburrimiento; antes nadie echaba de menos.
- ¡Sí lleno jactarse! ¿Como si echabais de menos nunca?
- ¡Nunca! Y no sé, incluso el tiempo no existe para скучанья. Поутру se despertarás - ya que aquí ahora cocinero, es necesario encargar la comida. Aquí el té, aquí el almacenista, allí a la caza de pez, а aquí y la comida. Después de la comida no conseguirás descabezar un sueño - de nuevo el cocinero, es necesario encargar la cena. ¿Cuando echar de menos?
En todo el tiempo de la conversación Chichikov examinaba al invitado, que lo maravillaba por la belleza extraordinaria de, el crecimiento esbelto, de cuadros, la frescura de la juventud no gastada, la limpieza virgen ni un grano de la persona no deshonestada. Ni las pasiones, ni la tristeza, ni hasta algo parecido a las agitaciones y la inquietud no han osado de tocar a su persona virgen y poner sobre ello la arruga, pero con aquel juntos y no lo han vivificado. Restaba en cierto modo de una manera soñolienta, a pesar de la sonrisa irónica, sus tiempos que vivificaba.
- También, si permitís notar, - he dicho él, - no puedo comprender, cómo a tal apariencia, cuál su, echar de menos. Claro, si la carencia de dinero o los enemigos, como hay a veces tales, que son listos a atentar hasta a la vida...
- Crean, - ha interrumpido el guapo el invitado, - que para cambiar desearía a veces tener cualquier alarma: y bien, aunque quien me irritaría, - y aquel no existe. Es aburrido, y solamente.
- ¿Así que, la insuficiencia de la tierra por la hacienda, la cantidad pequeña del almas?
- En absoluto. Con el hermano de la tierra a diez mil de desiatinas y a ellos tenemos más grande mil de personas de los campesinos.
- Extrañamente, no comprendo. ¿Pero, puede ser, las malas cosechas, la enfermedad? ¿Se ha extinguido mucho мужеска del suelo de las personas?
- Enfrente, todo en el orden mejor, y el hermano mi отличнейший el amo.
- ¡Y además echar de menos! No comprendo, - ha dicho Chichikov y ha encogido de hombros.
- He aquí vamos a echar el aburrimiento, - ha dicho el amo,-Bezhi, Aleksasha, más ágilmente a la cocina y di al cocinero que nos haya enviado más pronto расстегайчиков. ¿Sí donde el papanatas Emeljan y el ladrón Antoshka? ¿No dan Para que la colación?
Pero la puerta se ha disuelto. El papanatas Emeljan y el ladrón Antoshka eran con las servilletas, han cubierto la mesa, han puesto la bandeja con seis garrafas de las tinturas multicolores. Pronto alrededor de las bandejas y las garrafas обстановилось el collar de los platos con cada comida que instiega. Los criados se volvían es diestro, es incesante trayendo algo en los platos cerrados, a través de que era audible el aceite que refunfuñaba. El papanatas Emeljan y el ladrón Antoshka se desarrugaban perfectamente. Названья estos les eran dados así solamente-para поощренья. El señor en absoluto insultarse el cazador, él era el buen amo. Pero la persona rusa quiere la palabra sazonada. [] le es necesario, como la copa del aguardiente para сваренья en el estómago. ¿Que hacer? Tal naturaleza: nada soso no quiere.

|

Comentarios

Leave a comment

Want to use your picture? - Login or Sign up for free »
Comments on this article on RSS

Comentarios recientes

  • There are no new comments
Cerrar