Pienso

¿Ajá? - Ha vociferado el mujik grande. De su grito las personas испуганно
Se han apartado fuera, alguna persona se han ido de prisa, otro - de las decenas -
Perplejamente y pataleaban es taciturno en un lugar, sin ganas perdiendo en estrecho
Un montón, а el muchacho надорванно hablaba, agitando головою:
- ¡Dormir a mí de los años a diez! Me torturo todo, no sé - es culpable али
¿No existe? Por la noche el won de esta persona ha golpeado por el leño... Voy, duerme desagradable
¿La persona, da, pienso, golpearé - puedo? ¡Ha golpeado! ¿Es culpable, significa? ¿А? Y sobre todo
¿Pienso - puedo али no existe? ¡Me he perdido!.
Debe ser, definitivamente habiendo consumido, él se ha vuelto de las rodillas en
корточки, se ha echado de costado después, ha agarrado la cabeza por las manos y ha dicho las últimas palabras:
- Me matarían en seguida...
Era silenciosamente. Todos estaban habiendo dejado abatir, callando, todos se hacían en cierto modo серее,
Es más menudo son parecidos. Era muy pesado, como si en el pecho golpee
Grande y suave - el bloque de la tierra cruda, viscosa. Después alguien ha dicho
смущенно, es bajo y amistosamente:
- Nosotros, el hermano amable, ti no los jueces... Alguien ha añadido tranquilamente:
-, puede, mejor...
- ¡Lamentar - podemos, а juzgar - no existe! ¡Lamentarte es se puede! А боле
De nada...
El mujik en чапане ha dicho es sonoro y triunfando:
- ¡Que господь juzga, а las personas - será!
Todavía una persona se ha alejado fuera, hablando a alguien:
- ¡Aquí desmonta aquí! А el juez - él en seguida, por el libro - es culpable, no
Es culpable...
- Aby ha pasado más pronto al paso...
- ¿Todo tenemos prisa, а - donde? - Esto y ello.
Se ha adelantado de donde la mujer cejinegra; habiendo bajado el chal de la cabeza en
Los hombros, ha metido tocado сединою los cabellos bajo el pañuelo azul, que se ha reducido a cenizas,
Diligentemente habiendo doblado el dobladillo de la falda, la aldea cerca del muchacho, sus barreras de las personas
Por su figura corpulenta y, habiendo levantado a la persona suave, ha dicho es cariñoso, pero
владычно:
- Irse a usted отсюдова...
De ella han sido escuchado, побрели fuera; el mujik grande, yendose, hablaba:
- ¡Aquí - a mi ha salido! La Conciencia se ha aparecido... Pero ha dicho él estas palabras
Sin placer, pensativamente y es aburrido.
El viejecito de nariz roja iba por la sombra pequeña detrás de ello, habiendo abierto la tabaquera, él
Miraba en ella con los ojos mojados y, sin tener prisa, sembraba por la vía las palabras:
- А otra vez y la conciencia juega la persona, él también el pilluelo ya que,
¡La persona-de! La sacará, la conciencia, поперед de todas las astucias, todos
planchikov-zateek, sí por aquel los esconderá en el velo verbal. ¡Zna-aem! Las personas
Admirarán - эко como que cuanto calurosamente el alma arde, а él por ello por aquel tiempo кою la mano
En el corazón, кою - en el bolsillo...
El aficionado de los proverbios ha abierto ampliamente чапан, ha escondido bajo él las manos y
Ha explicado animadamente:
- Así que: ¿creo - cada animal, el zorro, y el erizo, а шабру - esperaré?
- ¡En este género, respetado! Ha sido alterado mucho народишко...
- N-sí... Es discorde crece...
- ¡Apretadamente, los hermanitos! - ha comenzado a zumbar el mujik grande. ¡- no hay donde crecer! ¡Apretadamente!
- Crecemos porque en el bigote sí en la barba, en el ramo sí en el bo-seno...
El anciano examin con atención al mujik, ha consentido:
- ¡Es un poco estrecho!
Ha metido después en la nariz la pulgarada al tabaco y, se para, ha echado la cabeza hacia atrás en
La espera, cuando llegará el tiempo чихнуть. No ha esperado y, fuerte habiendo expirado la boca
El aire, ha dicho, de nuevo habiendo medido al mujik los ojos:
- ¡А por mucho tiempo eres hecho, el tío! El mujik ha asentido con la cabeza tranquilamente:
- Bastará todavía...
Delante se ve ya Kazán, el jefe de las iglesias y las mezquitas en el cielo azul, como
Las yemas de los colores extraños. La pared gris del kremlin los ciñe. Y es más alto
De las iglesias - la torre triste de Sumbeki.
Aquí a mí bajar a la orilla.
He mirado una vez más en el forraje del buque de vapor: la mujer cejinegra rompía
Sobre коленями la galleta seca de trigo, - rompía y hablaba:
- ¡Beberemos a la gaviota! A mí con тобою - hasta Chistopolja. El muchacho se ha apoyado a ella y
Miraba pensativamente sus manos grandes, suave pero, por lo visto, fuerte,
Habitual al trabajo simple. Él bisbisaba:
- Zamajali de mí...
- ¿Quien?
- Las personas diferente. Los temo...
- Y bien, de que temer...
- Así de todos y...
La mujer ha soplado al pedazo de la galleta y, tendiendo a su muchacho, tranquilamente
Ha dicho:
- ¡А ti lleno!. Aquí, aquel diré una historia-caso, - али la gaviota
¿Antes beberemos, а?
Por la orilla se tira la aldea Uslon abigarrada, rica, es brillante las tías puestas y
девки nadan es iridisciente por la calle; juega en el sol el agua espumosa; calurosamente, мутно,
Y todo como el sueño...

|

Comentarios

Leave a comment

Want to use your picture? - Login or Sign up for free »
Comments on this article on RSS

Comentarios recientes

  • There are no new comments
Cerrar